Por qué no comprar en Carrefour online

Aquí va una de tribulaciones:

En noviembre de 2011 era tal mi mosqueo con este supermercado online que comencé este post pero finalmente lo dejé sin publicar. Debe ser que a veces huyo de la crítica negativa y prefiero actuar, en mi caso particular fue pasándome sin miramientos a Eroski online, supermercado con el que me he abastecido hasta ahora. El caso es que hoy, qué cosas, no sé de dónde me habré caído para recordar que existen otros sitios con otras ofertas y otra variedad y he decidido darle otra oportunidad a la casa francesa.

El caso es que recordaba las tribulaciones que pasé por aquella época (la quimera que era conseguir acumulación de descuentos y lo enormemente complicado que era después utilizarlos, dado que debías esperar al siguiente pedido pero andarte con ojo porque se caducaban a los tres meses, con el añadido de las señoras que me atendían como cliente pero que no tenían ni conocimiento y a veces ni modales, que no parecían distinguir el servicio online de la línea física de caja de la que posiblemente no habían salido en su vida,…)

Pero hoy pensaba que me iba a encontrar con una web mejorada y con esos pequeños y horrendos detalles superados.

Ilusa de mí. Son las 6 de la tarde, he finalizado mi compra -que supera los 200€ por cierto, para que sepan lo que NO van a ingresar ni ahora ni de ahora en adelante la menda- y me encuentro un bonito error.

Diálogo interno conmigo misma:

Ouch, fallo, no llego a la pasarela de pago. Bueno, será por haberlo hecho en Safari, parece ser que aún no les gustan estos navegadores nuevos... Firefox ni lo intento, me voy a Chrome, que nos lo han vendido como más universal… ERROR. Bueno, está claro que la pasarela de pago está caída (podía haberse caído toda la web y no hubiese perdido tiempo escogiendo galletas y demás…). A ver, voy a contárselo a Carrefour por teléfono, que dicen que hoy sábado están de 9:00 a 22:00, a ver si lo levantan y puedo finalizar la comprar. Menú por aquí, menú por allá, parece que voy llegando a la sección de compra online de alimentación… ¡vamos, que lo conseguimos! Voz grabada: “Bienvenido a nuestro servicio de atención telefónica de Carrefour, le recordamos que nuestro horario de atención telefónica los sábados es de 9 de la mañana a 4 y media de la tarde, ruego contacte con nosotros dentro de estos horarios, gracias por su llamada”

Ayuda Carrefour

En resumen, si esta gente pretende que me adapte en mi casa a los horarios de tienda en la calle deben de andar muy sobrados, porque de nada sirve, DE NADA, que pueda escoger mis galletas un sábado por la tarde o cualquier día en cualquier horario si luego no puedo completar la compra. Señores, sí, ustedes, que no pueden mantener un servicio online pensando que es como el supermercado físico. En internet existe una cualidad que diferencia a los sites fiables de los que no lo son: la usabilidad, o coherencia, si preferís términos más castizos, ¡que el cliente no puede quedar vendido de esta manera! El resto (ofertas, banners, fotos) son secundarios.

Así que, dicho esto, me voy indefinidamente como usuaria de esta marca, será por sitios donde comprar galletas…

1 respuesta

  1. junio 10, 2016

    […] supermercados online son una maravilla, especialmente cuando funcionan bien y ofrecen ventajas razonables para el cliente. Una de ellas que a mí particularmente me enerva […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestros consejos en tu correo electrónico?

Suscríbete y te enviaremos un mensaje cada vez publiquemos algo de tu interés.
Email
Nombre
Seguro y sin publicidad