Tu casa siempre limpia y en buenas manos

Este es un blog que siempre ha fomentado el ahorro desde un punto de vista diferente e inteligente y este es un caso máximo de ello, puesto que ahorrar tiempo a un coste razonable es posiblemente una de las mejores inversiones que se pueden hacer en la vida. En serio. Y además, hace mucho tiempo que tener asistente para las tareas de la casa no es nada extravagante ni propio de la burguesía, ya sabemos que el ritmo de vida actual casi nos obliga a ello. Así que no tenemos por qué avergonzarnos o usar eufemismos como si estuviésemos justificando que alguien venga a hacer trabajos de limpieza en nuestra casa. Menos tonterías porque esto ha venido para quedarse. A ver si va a ser normal que, después de trabajar mil horas fuera de casa, llegue el momento de poner un pie en ella y lo siguiente sea ponernos a limpiar los cristales, pasar la aspiradora o repasar los baños a horas intempestivas. Por no hablar de las terrazas y zonas exteriores. Bastante tenemos con la agenda del día a día para que cuando llegue el fin de semana y haga buen tiempo, no podamos cenar y disfrutar de la terraza de la casa porque está medio abandonada y llena por ejemplo de hojas, algo tan propio del otoño.

Otra situación común: si eres autónomo y tienes un local donde realizas tu actividad profesional, el hecho de que el sitio esté bien atendido y en perfecto estado de limpieza puede ser un plus, tanto para el que desarrolla la profesión, el resto de posibles empleados y hasta para los clientes que acudan.

Y otra situación que se me antoja como un detallazo: regalar a una persona convaleciente o con una situación temporal delicada un servicio de limpieza, algo que quizás en otras circunstancias haríamos con gusto por ellas pero volvemos a lo mismo… si no tengo tiempo para mi casa, ¿de dónde voy a sacar el tiempo y energías para limpiar la de mi familiar, amigo, vecino, etc?

Pero de ahí surge la cuestión, ¿contrato a una persona por horas? ¿muevo el tema de los seguros sociales por mi cuenta o con alguna gestoría? Y si esta persona cae enferma, sufre un accidente laboral, o simplemente le toca tomarse unas vacaciones, ¿tengo que movilizar todo de nuevo para buscar una solución y que mis tareas no se atasquen?

La verdad es que cada vez que lo hablo con alguna amiga surgen estas preguntas y rara vez tenemos respuesta. Sabíamos que en Madrid y Barcelona se puede contratar a una empresa que te lo mueva pero no teníamos nada por el norte, así que parecía que todo dependía de echarle mucha paciencia, tirar del boca a boca, pedir referencias a conocidos y después de tirar de más conocidos cuando la persona titular se ausentaba. Un lío de narices, en resumen. Así que hay opciones más allá del búsquese la vida como pueda y además en casos como este, se puede pedir presupuesto sin compromiso y conseguir un buen descuento.

En algunas cuestiones, delegar es de sabios, ¿no creéis?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.