Cómo ahorrar en tu factura de la luz con la famosa franja horaria del 1 de junio 2021

Como continuación al post anterior, y visto el pánico que ha suscitado el asunto de la subida del precio de la luz aplicado desde el 1 de junio, vamos a hacer un sencillo resumen del asunto, no sea que los millones de memes generados a costa del asunto nos hayan hecho creer que hay que planchar de madrugada o vivir a la luz de las velas en las horas punta.
Aunque podemos simplemente mantener nuestros hábitos como hasta ahora y ver la subida real en nuestra factura -quizás nos sorprenda descubrir que no supone tanto, llamadme ilusa- vamos con lo que nos podría interesar realmente de cara a no perder calidad de vida y que el ahorro sea real.

– La calidad del electrodoméstico. «Pues mi frigo tiene 30 años y funciona de maravilla«, «esta lavadora lleva toda la vida con nosotros, ha salido buenísima» y otras frases que a veces escuchamos puede ser la primera pista. ¿Os suena el tema de la eficiencia energética? Pues eso, que estrenar un electrodoméstico e invertir en uno que sea entre A y A+++ (o todos los pluses que podamos añadir) es la mejor inversión que podemos hacer para abaratar costes. Especialmente aplicable al frigorífico, del que no podemos desprendernos por estar encendido las 24 horas. Se dice de él que puede suponer hasta el 10% de la factura eléctrica, así que es, como mínimo, para pensárselo.

– Los aparatos en standby o en contínuo funcionamiento. ¿Sois de los que ponéis la tele sin hacerle caso sólo para que os haga compañía? Entonces creo que escuchar un podcast te sale más a cuenta, además de que seguramente te aporte más conocimiento ;). Sí, la tele consume un montón. También lo hacen todos esos gadgets acumulados a lo largo de los años (la aspiradora que funciona sola y también se carga sola, la videoconsola, las cargas de batería eternas -por mucho que nos empeñemos, nunca va a pasar del 100%- son algo a lo que nos hemos ido acostumbrando a ver conectados a un cargador o «ladrón» de enchufes, y que a la larga suponen un lastre en la factura.

Una vez revisadas las cosas que se pueden renovar y aquellas que se pueden tener más tiempo apagadas, quizás ya sería momento de plantearnos el plan b sugerido en los memes. Yo personalmente soy más partidaria de, como mucho, pasar algunas tareas al horario de fin de semana, que eso de trasnochar no creo que mole mucho ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.