Cambia de proveedor eléctrico y ahorra en la factura de la luz (y gas)

Dentro de los recortes y propuestas de ahorro que nos podemos plantear hoy día, parece que lo relativo a la luz es una tarea imposible que no puede ir más allá de apagar los interruptores de aquellos aparatos o luminarias que no estemos utilizando. Es inconcebible prescindir de algo que necesitamos para realizar todas las tareas, hasta las más básicas, de la vida moderna. Así que, a no ser que nos volvamos unos ermitaños o unos Robinsones, la factura de la luz es una realidad que nos llega en forma de factura cada mes, o cada dos meses según contrato. Por si fuera poco, en enero tuvimos una subida considerable, que acumulada a otras de veces anteriores hace que algunos nos llevemos las manos a la cabeza.

¿La buena noticia? Que las compañías eléctricas tienen unas ofertas que muchos desconocen y que se parecen mucho a las de telefonía. Como lo oís, quizás no usen la misma técnica persuasiva, pero si lo conocéis, seréis vosotros quienes podréis sacar la ventaja económica.

No diré cual es mejor ni peor dentro de las habituales (EDP, Naturgy, Iberdrola, Repsol, Endesa, etc), y cada uno según la comunidad donde viva podrá ver quién le compara y compensa por cambiarse a ellos, pero sería tan simple como fijarte en tu última factura, ver el precio €/Kwh y llamar a los competidores, quienes estarán deseosos de bajarte una fracción de euros. Dicha fracción parece inapreciable, pero vaya si se nota en el acumulado mensual. Y es tan sencillo que hasta ellos te hacen el trámite del traspaso. Tampoco es de extrañar que tu compañía te haga contraoferta cuando se entere de que amenazas con irte, así que puede que decidas quedarte con la original, sólo que con un mejor precio fruto de la renegociación.

Sea como sea, si no somos nosotros quienes reaccionamos y nos movemos, ellos no nos van a hacer los descuentos directamente. Por eso, con un mínimo de esfuerzo por nuestra parte -un par de simples llamadas telefónicas- nos van a revisar el contrato y hasta orientarnos según nuestros hábitos de consumo.

En un futuro post, vamos a por el ahorro de luz por franja horaria, medida que entra en vigor el 1 de junio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.