Ojeras: buscando una solución definitiva para borrarlas

Chica con ojeras by Mariscal

Las ojeras afectan a hombres y mujeres de prácticamente cualquier edad. A diferencia de otros problemas que afectan a la piel, tales como el acné o las flacidez, esta condición la sufren personas de un amplio abanico de edades y tipos de piel. Hoy analizaremos varias soluciones de fácil seguimiento y una de mayor impacto.

Desde cosmetólogos hasta doctores especialistas en Dermatología, todos estos profesionales de la piel, ya sea a nivel externo o interno, coinciden en que la eliminación de ojeras es una de las peticiones más comunes que reciben por parte de sus clientes.

Si bien es cierto que se han identificado los motivos que crean y agravan este problema -tales como factores hereditarios o hábitos adquiridos que lo acentúan- no existe en el presente la varita mágica deseada que las borre definitivamente. Lo que sí existen son ciertos hábitos saludables que pueden revertir hasta cierto grado el problema o mejor aún, prevenirlo en caso de que el asunto no se nos haya ido demasiado de las manos.

Entre los enemigos a evitar o, de ser posible abandonar por completo, estarían el consumo de tabaco, alcohol, cafeína en exceso y alimentos con alta presencia de sodio. Aunque es bien sabido que las ojeras pueden hacer su aparición en personas que no consumen tales elementos, está comprobado que cuanto mayores son estos factores -y el tabaquismo encabeza la lista de todos ellos- peor evolución sufrirá esta parte tan delicada de nuestra piel.

Como contrapartida, y complementando la eliminación de esos hábitos que queremos desterrar de nuestras vidas, hay otras costumbres, mucho más amables, que nos ayudarán a que se atenúen un poco, aunque, recordemos (y asumamos) que en la práctica totalidad de los casos, siempre quedará un reducto de ojera que se niegue a abandonarnos. O al menos por la vía amable, la que depende de nosotros. Entre estos aliados estarían los alimentos ricos en hierro, el té de cardo, una buena higiene del sueño y, por supuesto, las consabidas cremas específicas para el contorno de ojos.

¿Que ya hemos probado con todo y no hemos conseguido los resultados esperados? O también puede darse, ya sea por falta de tiempo, de voluntad, o de paciencia -motivos todos ellos absolutamente comprensibles- que sencillamente preferimos ir por la vía directa y atacar el problema desde el interior. Pues bien, estamos de suerte puesto que la medicina estética ofrece una solución bastante razonable y, lo que es mejor, nada invasiva.

Se trata del cada vez más ubicuo y polivalente ácido hialurónico, cuya versión inyectable está indicada para la zona de ojeras con resultados probados bastantes satisfactorios. Laboratorios como el suizo Teoxane, especializado en este subgénero de la cosmética, ha desarrollado una gama propia con la densidad exacta que desdibuja dicho hostil sombreado de una manera natural, sin postoperatorios ni cicatrices, con un simple pinchazo por parte de nuestro médico de confianza. El efecto puede durar aproximadamente un año, siempre dependiendo del perfil del paciente. Y lo mejor del asunto es que su precio es de lo más razonable, pudiendo encontrarse en clínicas de renombre por el más que razonable precio de 250€ el vial, cantidad usualmente suficiente para ambas ojeras.

Señoras y señores, la democratización ha llegado al ámbito de la belleza, así que ahora sólo nos queda decidir por qué vía nos decantamos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres recibir nuestros consejos en tu correo electrónico?

Suscríbete y te enviaremos un mensaje cada vez publiquemos algo de tu interés.
Email
Seguro y sin publicidad