Ideas sencillas y económicas para decorar tu casa

Será que, ahora que hemos pasado por circunstancias mundialmente conocidas que nos han obligado a quedarnos en nuestras casas por tanto tiempo, esa cantidad de horas meditativas han dado para mucho, y algo que seguro es recurrente en todos nosotros -además de querer terrazas enormes, orientaciones perfectas para tomar el sol y hornos potentes donde hacer nuestra repostería casera- es que hemos empezado a reparar en aquellas esquinas de nuestras viviendas que ya no nos gustan tanto como cuando las decoramos en su día o que sencillamente nunca les habíamos dedicado el tiempo necesario para convertirlas en algo útil y agradable de mirar.

Pues bien, buenas noticias, ahora es el momento perfecto de hacerlo y no tenemos ni que invertir demasiado en ello. Además, cada vez es más fácil ver el mobiliario o los complementos en internet, saber sus medidas exactas, así como ver ideas propuestas por decoradores para integrarlos con el resto de los elementos ya existentes en nuestras viviendas. Luego es cuestión de añadirlo al carrito y en unos días lo recibes en casa, lo montas en caso de requerir montaje y listo, a disfrutarlo. Más fácil imposible, vamos.

¿Por dónde empezar? Bueno, además de los medios habituales como son las revistas de decoración o los propios catálogos de las marcas, Pinterest se ha convertido en los últimos años en el sitio por excelencia para conocer las tendencias en este campo, donde se muestran desde apartamentos muy apañados con cuatro elementos que marcan la diferencia a mansiones que de alguna manera también nos pueden inspirar para adaptarlo a nuestros pisos y bolsillos.

¿Y qué se lleva? Pues por lo que se puede ver, hace ya tiempo que los lacados y las maderas Wengué pasaron a la historia y ahora nos rendimos ante las maderas, materiales, así como colores cálidos. Ya sabemos que las maderas nobles, cuanto más si son macizas, encarecen mucho el presupuesto, pero aquí tenemos la alternativa más chula y auténtica: los muebles de bambú. Sí, este material, a medio camino entre hierba y una madera, es increíblemente dúctil, duradero y, lo que es mejor, sorprendentemente barato. 

Cualquier tienda tipo cadena o franquicia de precios asequibles como son Ikea, Leroy Merlin, Casa, Maisons du Monde, Zara Home, etc. cuenta con elementos hechos de este material, pero si no quieres coincidir con los mismos muebles del vecino siempre puedes ir a sitios menos masificados como Estilo Bambú, donde recopilan una buena selección de elementos para casa, terraza, así como complementos realizados en el mismo material que sorprende, tales como lámparas o alfombras. También se le puede dar otro aire a estancias como el baño añadiendo elementos que facilitan el orden tales como cajas, bandejas, estanterías, que, además de ser prácticos por poder almacenar nuestros enseres –aka trastos que ya no sabemos dónde guardar- y aportarán un toque muy cool.

Darle un aire renovado a nuestras casas mejora nuestro ánimo de seguro, y es que cuando la casa se convierte en un sitio más agradable donde pasar el tiempo las cosas se ven de otro color.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres recibir nuestros consejos en tu correo electrónico?

Suscríbete y te enviaremos un mensaje cada vez publiquemos algo de tu interés.
Email
Seguro y sin publicidad