Contornos de ojos razonables: Crème Prodigieuse de Nuxe

Como todo en esta vida, a la hora de buscar contornos de ojos hay un abanico enorme de opciones: desde verdaderas gangas de dudosa función hasta los precios estratosféricos y demasiada parafernalia de dudosa milagrosidad.

Sobre los primeros, quizás sea mejor no darse nada antes que aplicar un mejunje que pueda causar una reacción alérgica. Y sobre los segundos, recuerdo haber derrochado invertido una cantidad insensata de dinero por uno de una casa parisina cuyo nombre no citaré y que venía con un envase lujosísimo pero que al final pasó sin pena ni gloria por mi vida de cosmética ocular. Ya véis.

El producto de hoy se encuentra en un punto intermedio entre la parafarmacia de gama alta -si es que existe tal categoría, seguro que me entendéis- y la cosmética clásica de casa francesa también a la venta en lugares en los que confiamos plenamente (¡de El Corte Inglés y de El Caserío me fío!).

En resumidas cuentas: es hidratante, de rápida absorción, admite bien el maquillaje posterior y para mí, lo mejor, es su envase airless, un aplicador que aprovecha hasta la última gota y que evita todo tipo de contaminación por contacto. Esto último es algo que incluso algunas casas del mercado del lujo aún no han introducido y son capaces de venderte el botecito tal cual, de manera que al abrirlo todo el producto queda expuesto y tú… te sirves con el dedo, o con un bastoncillo si eres más pro. En fin.

El precio, más que razonable si lo buscáis un poco, por ejemplo aquí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¿Quieres recibir nuestros consejos en tu correo electrónico?

Suscríbete y te enviaremos un mensaje cada vez publiquemos algo de tu interés.
Email
Seguro y sin publicidad