Consejos para luchar contra el acné


Un grano que aparece de la nada puede ser motivo de agobio, sobretodo si decide aparecer ese día que tienes un evento o una fecha señalada. Ahora también sabemos que el estrés, la dieta y las alteraciones hormonales contribuyen a que aumenten estos problemas de la piel, pero está claro que si, además, no tenemos unos buenos hábitos de belleza, el desastre está asegurado.

Vamos a repasar seis cosas que empeoran la situación:

  1. Excederse en la limpieza de la piel. Muchas chicas creen que utilizar un limpiador super abrasivo arreglará ese brote de acné e incluso eliminará los puntos negros. Error. Estos limpiadores barrerán todo, incluidos los aceites naturales que protegen nuestra piel provocando que el organismo genere más grasa para combatir esa sequedad. Por tanto, sustituye esa costumbre por la de usar un limpiador suave y adecuado para tu piel. Por ejemplo, Kiehl´s tiene el Blue Herbal que es mucho más gustoso de usar además de ayudarte con el problema.
  2. Abusar de los exfoliantes. La microdermoabrasión era muy popular hasta que se descubrió que no todos los exfoliante son iguales. Cuando tienes acné, los exfoliantes químicos son mejores que los físicos porque pueden purificar sin frotar. En realidad, los mejores funcionan simplemente colocándolos sobre la piel y listo ¡no necesitas hacer nada más! Hay marcas de venta en farmacia que tienen sus peelings químicos, como es el caso de Caudalie y su Glycolic Peel.
  3. Obsesionarse con el aceite de árbol de té u olmo escocés. Que sí, que están muy de moda y son muy naturales, pero si de verdad quieres acabar con esas espinillas más te vale que pases a un plan b y te apuntes a principios más cañeros como es el ácido salicílico (BHA) que penetrará en los poros y los limpiará desde el interior. Aplícalo después de la limpieza y te garantizamos resultados en una semana. Puedes probar con algún producto como este que contiene una alta concentración de ácido salicílico para obtener mejores resultados.
  4. Huir del retinol. Puedes haber escuchado que este químico se recomienda para fines anti envejecimiento. Pero, si se usa correctamente, es también una poderosa arma contra el acné, pues te ayudará a descongestionar los poros y mejorará la efectividad de todos los otros productos que utilices. Puede usar un producto con retinol un par de noches a la semana como este de Roc. Eso sí, no lo apliques durante la mañana porque el retinol te hará más sensible a la luz solar.
  5. Abusar de las cremas. El acné se puede describir como un poro congestionado e infectado. Por tanto, echarse capas y capas de crema sólo lo empeorará porque tu piel no podrá respirar, y por tanto el problema en cuestión se agravará, así que, ¿por qué no pruebas con un serum ligero como este de la Roche Posay o este de Clarins?
  6. No tratar el acné de inmediato. Encarémonos a la realidad, un acné que no se trata, empeorará con el tiempo y tendremos más boletos de que nos deje marca. Así que, apenas veas un grano, aplica un producto especializado que purifique la piel en forma suave y elimine esas  espinillas rebeldes. Puedes probar con un tratamiento calmante que elimine bacterias, regule la producción de grasa y disminuya el enrojecimiento, como este de Payot que personalmente tengo a mano para casos de emergencia granil.

 

1 respuesta

  1. Laura dice:

    Excelente articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestros consejos en tu correo electrónico?

Suscríbete y te enviaremos un mensaje cada vez publiquemos algo de tu interés.
Email
Nombre
Seguro y sin publicidad