Prebase o primer Lancaster Flash Beautifier

flashAhora que ya hemos entrado en el mundillo de los primers, vamos a ir descubriendo las otras opciones que tenemos para sacar más partido a nuestros productos de maquillaje. Y qué mejor día que hoy, con el fin de semana a las puertas, para sacarnos de la chistera un truco con el que estaremos tan radiantes como las actrices de la gala de los Goya.

El primer o prebase se utiliza, como imaginaréis, después de haber aplicado el tratamiento (serum, crema, contorno de ojos, etc.). Suelen ser fáciles de extender, con una textura algo siliconada, que debe dejarse actuar durante un par de minutos. Tras aplicar después la base de maquillaje el resultado será mucho más uniforme y resplandeciente, además de aguantar durante más tiempo. El único pero que se le puede encontrar, pero que es de lo más lógico dada su durabilidad, es que pide insistir más en el desmaquillado, siendo recomendable retirarlo primero con una leche limpiadora y después con un jabón o mousse que requiera aclarado.

Este que os muestro es el Lancaster Flash Beautifier, mi última adquisición, y, al igual que el anterior que probé, solo merece alabanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestros consejos en tu correo electrónico?

Suscríbete y te enviaremos un mensaje cada vez publiquemos algo de tu interés.
Email
Nombre
Seguro y sin publicidad