Un viernes de telas y DIY

florero

No es que sea precisamente una manitas, de esas personas que hacen maravillas con lo primero que encuentran o que aprovecha las cosas estupendamente. No no, para nada, pero esta vez lo he tenido fácil y he quedado tan orgullosa del resultado que lo he querido compartir:

Tras recortar un estor de vinilo de Ikea -que viene todo muy grande y muy largo- he tenido la siguiente inspiración con el sobrante:

 

Este jarrón aburrido (ejem,  espero que no lo vea quién lo regaló) al que le falta un nosequé quéseyo.

Este jarrón aburrido (ejem, espero que no lo vea quién lo regaló) al que le falta un nosequé quéseyo.

Recortamos un trozo del estor de vinilo que ajuste a su circunferencia

Recortamos un trozo del estor de vinilo que ajuste a su circunferencia

Se cose con hilo blanco.

Se cose con hilo blanco.

¡Mucho más cuqui!

¡Mucho más cuqui!

Y como seguía sobrando estor de vinilo…

Este bote de cocina (sí, es la lata de un perfume de Gaultier)

Este bote de cocina (sí, es la lata de un perfume de Gaultier)

Voilá, ahora Jean Paul ya no se distingue.

Voilá, ahora Jean Paul ya no se distingue.

Y voy a parar o acabaré forrando las macetas y no es cuestión.

¿Qué tal ha quedado? ¿Os gusta?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestros consejos en tu correo electrónico?

Suscríbete y te enviaremos un mensaje cada vez publiquemos algo de tu interés.
Email
Nombre
Seguro y sin publicidad