Airbnb, Niumba y cía: la alternativa vacacional

¿No te vas de vacaciones? ¿Sales a algún sitio? Pero, ¿te vas a quedar en casa?

Son preguntas que se hacen por inercia llegados a esta altura del verano, y si bien cuando tienes un destino no te importa responder, cuando te las hacen el año en que las circunstancias te han negado la escapada estival pueden ser un fastidio.

Todos lo sabemos, los elevados precios en hoteles y agencias de viajes pueden disuadirnos de salir de casa. Por otra parte, cuando rebajas el presupuesto y se ven las opciones que quedan también puede uno concluir sabiamente aquello de “para estar peor que en mi casa no salgo“.

Tranquilos, no es el fin del mundo, afortunadamente existen otras opciones para que puedas cambiar de aires y visitar los lugares que más te apetezcan a unos precios de lo más razonables.

large1

Así podemos encontrar sitios como Niumba, que ofrece viviendas de particulares por toda la península, desde el pequeño apartamento hasta un casoplón con terreno, desde primera línea de playa hasta el rincón más rural que te puedas imaginar. Para guiarte cuentas con fotos y opiniones de otros viajeros y su sistema de pago te da tranquilidad a la hora de hacer la transacción.

Saliendo de fronteras tenemos más opciones con Homelidays, que parece ofrecer lo mismo pero en más países del mundo. No la he probado personalmente pero parece del estilo.

Y por último, la exitosa Airbnb de la que no puedo ser más fan. Un sistema en el que se requiere registro y que una vez probado se valora tanto a anfitriones como a huéspedes, por lo que ambos ganan reputación para continuar siendo confiables. En cuanto a sistema de pago y reserva funciona estupendamente y en cuanto a las viviendas utilizadas, de todas puedo decir que la experiencia ha resultado mejor que en un hotel, pudiendo disponer de lujos como una piscina sin tener que compartirla con nadie, vivir en el centro de una ciudad en una casa de diseño o poder dar un paseo entre los árboles frutales de una finca rural como si por unos días fuesen mis campos. Y es que ese encanto un hotel difícilmente puede ofrecer…

Dentro de las opciones, uno puede ir a lo más económico alquilando una habitación en la que puedes convivir con los dueños pero también se puede optar por buscar viviendas individuales donde no compartes tu tiempo con ellos. Yo personalmente prefiero esta última modalidad y es la única que he probado, puesto que una vez te dan la bienvenida y te explican el funcionamiento de la vivienda, valoro el poder guardar cierta intimidad. Pero si algún valiente se atreve o no le da para más, seguro que saca una experiencia enriquecedora y más de una amistad.

¿Habéis probado estos sitios para vuestras vacaciones? ¿Tenéis alguna duda o reparo en recurrir a ellos? 

 

2 Respuestas

  1. Negocianta dice:

    Seguro que no te arrepientes Araceli, funciona genial!
    Saluditos

  2. Araceli dice:

    Yo este año todavía no he tenido oportunidad de viajar pero tengo muchas ganas de probar Airbnb así que para mi próxima escapada lo tengo claro :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestros consejos en tu correo electrónico?

Suscríbete y te enviaremos un mensaje cada vez publiquemos algo de tu interés.
Email
Nombre
Seguro y sin publicidad