Compra online Vs compra tradicional

Hace casi una década que la mayoría de las cadenas de supermercados tienen su versión online. Independientemente de cuál ofrezca mejores precios o qué ventajas presenten unos frente a otros (tema que ya analizaremos más adelante) aún hay mucha gente que se pregunta si realmente merece la pena utilizar los servicios online.

Analicemos brevemente algunos pros y contras:

A favor:

– El tiempo es oro. Realizar una compra medianamente grande en un hipermercado puede suponer dedicar gran parte de la mañana o la tarde. Sin embargo, recibir la compra en casa sólo requiere dedicarle un minuto a abrir la puerta a los repartidores.
– Puedes crearte listas con tus productos habituales para encontrarlos fácilmente o sencillamente no olvidarlos.
– El coste en los gastos de envío puede compensar al gasto en combustible cuando usamos nuestros propios medios.
– Sobra decir que uno se olvida de las colas para pasar por caja, el tráfico de las horas punta o fin de semana y, en general, todo el estrés que puede generar la tarea del aprovisionamiento.

En contra:

– Hay que reconocer que ciertos productos, en especial los frescos, es mejor seleccionarlos personalmente.
– Cobran gastos de envío.
– No se puede pasear por los pasillos del hiper con el carrito. Esto, claro está, para quien le guste…

(Foto de vauvau)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Quieres recibir nuestros consejos en tu correo electrónico?

Suscríbete y te enviaremos un mensaje cada vez publiquemos algo de tu interés.
Email
Nombre
Seguro y sin publicidad